Ventajas de formatear tu pendrive en exFAT

Ahora que estas pequeñas unidades USB tienen tamaños que rivalizan con los de algunos discos duros, tenerlas formateadas en FAT32 empieza a descartarse, sobre todo por la limitación de no poder tener ficheros de más de 4GB. Por otro lado, NTFS tampoco es una opción exenta de problemas, ya que por ejemplo no se puede escribir de serie en sistemas basados en OS X. Sin embargo, hay una opción que no todo el mundo conoce: exFAT.

Este formato creado por Microsoft hace menos de diez años fue diseñado especialmente para memorias flash, superando los límites del viejo FAT32, y mejorando el rendimiento de NTFS. En particular, tiene estas ventajas:

  • Límite teórico para el tamaño de fichero de 264 bytes, con hasta 7,8 billones de archivos por partición.
  • Soporte en versiones recientes de Windows (nativamente desde 7 y en XP / Vista con SP2 y SP1 respectivamente) y OS X (desde Snow Leopard).
  • Asignación de espacio libre mejorada, reduciendo la fragmentación.
  • Acceso a ficheros más rápido que NTFS y FAT32.

No obstante, también hay que tener en cuenta que tiene los siguientes inconvenientes:

  • Soporte algo inestable en Linux mediante FUSE.
  • No se puede leer en algunos dispositivos como cámaras o reproductores multimedia.

Si queremos usarlo en nuestras unidades, sólo hay que seleccionarlo al dar formato a las mismas, tanto en OS X con la Utilidad de Discos como en Windows en el diálogo correspondiente.

Formato exFAT

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.